Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

Habilidades en la profesión de desarrollador Back-end

Los desarrolladores de back-end juegan un papel fundamental en los equipos de Syntonize, gestionando y construyendo todo, desde servidores hasta bases de datos.
Hablamos con nuestro syntonizer, Dani Barbeitos, para conocer un poco más sobre su profesión de desarrollador Back-end en el equipo de desarrollo de Syntonize en nuestra oficina de Madrid.
Cuéntanos un poco sobre tus inicios en programación.

Empecé estudiando un grado medio de formación profesional como técnico de gestión de sistemas. Al finalizarlo me puse con un grado superior en desarrollo de aplicaciones. Estos estudios me motivaron mucho a empezar la carrera de ingeniería informática, que hice mientras compaginaba el trabajo en el desarrollo de productos digitales en Granada.

¿Por qué elegiste aprender la profesión de desarrollador Back-end?

Mi idea principal era incorporarme al mundo laboral pronto, y a partir del primer grado de formación profesional descubrí lo mucho que me gustaba la programación. La capacidad de analizar los problemas y de enfocar las soluciones en el código te permite aplicar nuevas perspectivas a la vida diaria. Para mi se ha convertido en mi filosofía de vida. Probablemente si no hubiera estudiado informática me habría especializado en historia y economía. Me gusta mucho estar informado sobre los conflictos bélicos, sus razones, temas de política internacional…profesión de desarrollador Back-end_syntonize_

¿Cuál es tu lenguaje de programación favorito?

Empecé a programar con PHP, lenguaje de scripting multipropósito para el desarrollo de páginas web. Es un lenguaje muy interesante por su capacidad de interactuar con bases de datos. Su claridad en el diseño y módulos bien organizados lo hacen para mi el lenguaje más apropiado para la industria actual. Otra de sus ventajas es que permite que los productos digitales puedan ser mantenidos, mejorados y actualizados.

¿Qué tecnologías / herramientas de programación utilizas y recomiendas?

Symfony es un enorme conjunto de herramientas y utilidades. Simplifica mucho el desarrollo de aplicaciones web en la profesión de desarrollador Back-end. Este framework que funciona sobre PHP permite tener los proyectos bien estructurados. Son estándares muy comunes en el mercado y el rendimiento es bastante bueno. Permite conocer perfectamente la estructura y dónde encontrar cada funcionalidad. Lo que facilita que trabajemos en Syntonize con un orden en los proyectos. Trabajar de una forma estructurada pero teniendo la capacidad de desarrollar a medida permite una gran escalabilidad en los productos digitales.

¿En qué tipo de proyectos has participado en Syntonize?

Entre los proyectos que he realizado diría que los que más me han gustado ha sido la plataforma de Ganvam, y un gestor de pedidos para una multinacional farmacéutica que requiere de muchas funcionalidades. 

Ambos proyectos han sido todo un reto y he disfrutado mucho durante el proceso de desarrollo. Trabajamos con metodologías de trabajo en los equipos de desarrollo, lo que nos permite minimizar mucho los errores. En el equipo aplicamos las Pull Requests de manera rutinaria. El desarrollo software engloba trabajo en equipo y comunicación, por lo que es muy importante que entre nosotros podamos avisar de bugs o incidencias potenciales, código confuso y comentar el propio lenguaje.

¿Cuál ha sido tu proyecto favorito? ¿Por qué?

Ganvam lo empecé desde cero y está funcionando bastante bien. Ahora la plataforma engloba los servicios de distintivos ambientales, informes del vehículo, libro de mantenimiento e integración de partners de diferentes servicios. Desde la plataforma Mi Ganvam, los asociados pueden acceder a toda su información. Es un proyecto totalmente escalable, realizamos revisiones y actualizaciones de la aplicación. 

profesión de Back-end_syntonize
¿Qué cualidades crees que te hacen ser un buen desarrollador de back-end?

Tener capacidad de análisis de problemas es una habilidad fundamental en la profesión de desarrollador Back-end. También tener la habilidad de poder abstraer las ideas del mundo real a proyectos digitales para que estos sean prácticos. Porque actualmente se recogen muchos datos, pero si no sabes cómo utilizarlos son datos vacíos. El uso del Big Data puede facilitar toda la gestión. Por ejemplo, actualmente trabajamos con un proyecto que requiere la incorporación de muchos departamentos que tienen necesidades muy diferenciadas. Son el estilo de proyectos que me entusiasman porque no te encasillas en un tipo de producto, sino que hay que analizar el problema para encontrar una solución a medida. En Syntonize entran proyectos muy interesantes y existe variedad en los desarrollos, lo que nos permite ofrecer soluciones digitales a grandes clientes.

¿Hay alguna nueva tecnología que te entusiasme especialmente? 

Actualmente estoy muy interesado en todos los frameworks de JavaScript. Estoy formándome en MEAN stack que engloba MongoDB, Express, Angular y Node.js que presentan los cuatro componentes: base de datos, front-end, back-end y entorno de ejecución. MEAN stack es uno de los marcos de desarrollo de código abierto que nos permite a los desarrolladores reducir el tiempo en administrar el sistema. Hace que la implementación de aplicaciones web, sitios web y API sean más rápidas. El conjunto de MEAN stack está muy familiarizado en su arquitectura, teniendo un patrón muy parecido en todo y con una funcionalidad semejante.

A parte de programar, cuéntanos otra de tus pasiones.

En mi tiempo libre me gusta mucho cocinar. Empezar algo y trabajar en ello hasta terminarlo es siempre algo satisfactorio. También consumo mucho contenido de Youtube y Twitch, plataforma online que ofrece competiciones profesionales de eSports. Donde cualquier jugador tiene la oportunidad de comentar las partidas o bien jugar para que otros vean las partidas. Soy fan de los eSports, es algo que me fascina y me inspira para seguir trabajando en las cosas que me gustan. Sigo a Carlos Rodríguez, más conocido como Ocelote. Me gusta porque tiene las ideas muy claras. Llegó a competir en las ligas más importantes del mundo, al principio jugando a World of Warcraft y después a League of Legends. Al final, decidió dejar de competir y perseguir otro de sus sueños. Montó un equipo para poder inculcar todo lo que había aprendido a otros que estaban empezando. En mi opinión ha hecho las cosas muy bien y ha sabido rodearse de gente que sabía sobre modelos de negocio en entornos digitales.

Si estás interesado en unirte a nuestro equipo de desarrolladores de back-end, visita nuestra página de ofertas de empleo para más información.