Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

La apuesta por la digitalización del sector del automóvil

La apuesta por la digitalización del sector del automóvil es la clave fundamental para mantener el liderazgo económico de la industria. 

Alberto Moreno, CIO de Syntonize, expuso ayer 28 de mayo en las jornadas profesionales impulsadas por Ganvam en el Salón del Vehículo de Ocasión y Seminuevo de Madrid, las oportunidades de la transformación digital en el sector del automóvil.

La digitalización del sector del automóvil conlleva avances en conducción autónoma, a través del IoT (internet de las cosas) o el Big Data. Facilitando oportunidades para la creación de productos innovadores y dando lugar a nuevos servicios y modelos de negocio.

La conectividad, aceptación de dispositivos móviles y medios sociales están dando lugar a un tipo de consumidores cada vez más abiertos a aceptar otro tipo de modelos y servicios. Dando paso a una nueva era de soluciones de servicios digitales.

¿Qué se entiende por transformación digital?

 

La digitalización del sector del automóvil se caracteriza por la búsqueda constante de la optimización de procesos y la innovación. De este modo, entendemos la transformación digital como la digitalización y automatización de flujos completos de trabajo. Siendo un factor clave para la competitividad del sector y la necesidad de adaptarse a la demanda de los usuarios. 

La transformación digital está hoy en día en auge. Pero no todo el mundo tiene claro lo que realmente es y sus repercusiones. La integración de herramientas innovadoras dentro del sistema empresarial y sus procesos internos permite alcanzar el nivel de competitividad necesaria para intervenir en el mercado actual.

 

Puntos clave de la digitalización en el sector del automóvil:

  • Computación en la nube
  • Tecnología de la información
  • Plataformas móviles como herramienta de trabajo
  • IA / Machine Learning
digitalización del sector del automóvil
¿Te suena industria 4.0?

 

La 4ª Revolución Industrial, también conocida como industria 4.0, está cambiando la forma en que los negocios operan. Obligando a los entornos a competir. La Industria 4.0 combina técnicas avanzadas de producción y operaciones con tecnologías inteligentes que se integran en los negocios, las personas y activos.

Esta revolución está actualmente marcada por la aparición de nuevas tecnologías como la robótica, el Big Data, la inteligencia artificial, las tecnologías cognitivas, la nanotecnología y el Internet of Things (IoT), Blockchain… Los negocios deben identificar las tecnologías que mejor satisfacen sus necesidades e invertir en ellas. Si las empresas no comprenden los cambios y oportunidades que trae consigo la Industria 4.0, corren el riesgo de quedarse atrás y perder cuota de mercado.

Es importante entender el papel de esta cuarta revolución industrial. No solo afecta a los procesos de fabricación. Su alcance es mucho más amplio, afectando a todas las industrias, sectores e incluso a la sociedad. La industria 4.0 puede mejorar las operaciones de negocio y el crecimiento de los ingresos. A través de la transformación de los productos, la cadena de suministro y las expectativas de los clientes. Esta revolución esta cambiando la forma en que hacemos las cosas y afectando cómo los clientes interactúan con ellas. Más allá, está cambiando el modelo laboral, lo que requiere nuevas capacidades y roles.

¿Qué se necesita para estar en la versión 4.0?
Diseño 4.0

Desde hace tiempo, las empresas generan un gran volumen de datos. Debido a la incursión de las redes sociales, plataformas digitales y otros nuevos canales de gestión y comunicación. A través del análisis de la información y posterior diagnóstico, podemos ofrecer a los clientes productos personalizados. El Design Thinking es fundamental en la industria 4.0.

El Design Thinking se asienta en tres pilares fundamentales: las necesidades del usuario, la tecnología y la economía. Poniéndolos en equilibrio para ofrecer un proceso innovador.

El Diseño 4.0 ayuda a rediseñar los procesos de fabricación y creación de productos, servicios físicos y digitales. Permite diseñar nuevas formas de interacción y da la posibilidad de crear experiencias más personalizadas a los usuarios.

digitalización del sector del automóvil
Fabricación 4.0

La fabricación 4.0 no se refiere tanto a un cambio de tecnología como a una automatización de la misma. Es indiscutible que el desarrollo del IoT y el Big Data requieren la aplicación de nuevas tecnologías. Sin embargo, estas son herramientas que están al servicio de la tecnología ya implementada durante la tercera revolución industrial y que hace referencia a la automatización de los procesos a través del uso de sistemas informáticos.

De hecho, es importante entender que estas herramientas tienen un campo de aplicación muy amplio en el mundo de la industria. De hecho, dentro del propio IoT, sería necesario hablar de IIoT (Industrial Internet of Thing). El IoT aplicado de forma específica a los procesos industriales.

La fabricación 4.0 permite que todos los procesos están automatizados y conectados en red entre sí.
Logística 4.0

La logística 4.0 debe servir como innovación en temas como la gestión de inventarios, la previsión de la demanda, la automatización de los almacenes, la transparencia de la trazabilidad. Es decir, en todos los aspectos, para que cada día resulten más accesibles gracias a la evolución de la tecnología. De este modo permitirá:

  • Gestionar los tamaños de series y tiempos de respuesta más cortos.
  • Implementar modelos logísticos inteligentes.
  • Adaptarse a la omnicanalidad.
  • Aprovechar la información para anticipar las necesidades del cliente a través de los datos.
  • Gestionar la trazabilidad de los productos.
Distribución y venta 4.0

Permite establecer una gestión omnicanal. La relación entre la marca y el cliente se produce en tiempo real, simplificando la distribución del producto.

Omnicanalidad es sinónimo de terminar con los muros en el proceso de compra. Los diferentes canales de venta tienen que estar coordinados y poder interactuar entre sí en cualquier fase del proceso.

Esto es necesario por dos razones. En primer lugar, porque garantiza al consumidor una buena experiencia de compra. Ya sea desde una tienda física, online o desde una app móvil. Y en segundo lugar, porque proporciona al retailer información de calidad para maximizar las ventas.

La incorporación de las nuevas soluciones digitales en el sistema de distribución y venta mejora dos cosas. La manera de ofrecer a los potenciales clientes ofertas personalizadas sobre los productos,  y la manera de predecir hábitos de consumo en base a la relación post-venta con el cliente.

Digitalización del sector del automóvil
Tendencias y retos
El sector del automóvil supone en nuestro país el 11,7% del PIB y emplea a 75.000 personas de forma directa y a 250.000 de forma indirecta.

Sin embargo, el parque móvil actual tiene una edad media de 12 años. Frente a los menos de diez años en Luxemburgo, Reino Unido, Austria, Dinamarca, Francia, Irlanda, Bélgica, Alemania, Suiza o Países Bajos. Que se encuentran por debajo de la media europea de 10,5 años. Esta situación podría cambiar. Según apuntó Alberto Moreno durante la ponencia. Debido a la espectacular transformación en el modo de vida de los consumidores en los últimos cinco años. Que está provocando una evolución en la industria más rápida que la vivida en los últimos 50 años.

Los nuevos modelos de urbanismo, la preocupación por el medio ambiente o la digitalización de la vida cotidiana tienen que provocar un clic en el sector del automóvil. Que sirva para adaptarse a lo que piden los conductores”. Afirmó Alberto Moreno. “La tecnología es clave para conseguir transformar una industria básica de nuestra economía y dar respuesta a lo que demandan los ciudadanos comprometidos”.

En un entorno en el que todo está cada vez más conectado. El coche no puede escaparse de una tendencia en auge.

Algunos ejemplos de las tecnologías que actualmente se implementan en el sector automovilístico:

  • Tecnologías que promueven el Internet de las Cosas. Como tener la llave del coche en una app del móvil.
  • Analítica de datos para la toma de decisiones. Que permite prevenir accidentes y valorar las cotizaciones en el seguro, entre otros.
  • Conectividad. Se está aplicando a los automóviles para conseguir una conducción más eficiente. Sobre todo, más segura.

 

digitalización del sector del automóvil

 

De la misma manera, conceptos como coche compartido, coche conectado, conducción autónoma o coche eléctrico ya no son algo del futuro. Forbes destaca que para el año que viene las inversiones en avances basados en la digitalización del sector del automóvil se habrán incrementado en 82.000 millones de dólares.

Si se tienen en consideración las cifras que afirman que el 35% de los conductores actuales espera no tener un vehículo en propiedad en 2035, se comprende la necesidad de cambio de paradigma a la hora de comercializar servicios y no productos, un paso que la industria tecnológica ya tomó hace años”, concluye Moreno.

 

El sector de la automoción está acostumbrado a buscar nuevas maneras de mejorar la eficiencia de su forma de trabajar. Actualmente se está apostando muy fuerte por la digitalización del sector del automóvil. Con el objetivo de adaptarse a las necesidades del mercado actual, que busca una mayor personalización y adaptación a la demanda de los usuarios y una mayor flexibilidad en sus procesos.

Estas novedades se materializan en diferentes formas y partes del proceso. Desde la adaptación de la página web para que los usuarios puedan dedicar más tiempo de calidad a la decisión de compra, hasta herramientas que permiten evaluar la penetración de una marca dentro de un territorio y tomar decisiones a partir de esta información.