Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

El éxito de la IA (Inteligencia Artificial) en las empresas

Para que las empresas tengan éxito en la actualidad es necesario apostar por la Inteligencia Artificial. Pero, ¿realmente la IA beneficia a todas las empresas?

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

 

Según el Diccionario de la Real Academia Española, se puede definir inteligencia artificial como “disciplina científica que se ocupa de crear programas informáticos que ejecutan operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el aprendizaje o el razonamiento lógico”.

En otras palabras, la IA es la inteligencia llevada a cabo por máquinas cuyo fin es realizar las tareas igual que las podría hacer un ser humano.

Cada vez más, gracias a los avances tecnológicos, las máquinas tienen una mayor capacidad y un aprendizaje mucho más rápido. Razón de ello que apostar por la Inteligencia Artificial dentro de las empresas esté a la orden del día por los beneficios que esta puede ocasionar.

Sin embargo, también existen grandes problemas y no en todos los sectores la aplicación de la Inteligencia Artificial beneficia por igual.

Inteligencia artificial
¿Qué beneficios aporta la IA a nuestra empresa?

 

Las máquinas cada vez aprenden más rápido de los errores. Esto significa que pueden encontrar y predecir con una mayor velocidad patrones de conducta.

Uno de los aspectos importantes para poder implementar la transformación digital dentro de la compañía es la IA. La Inteligencia Artificial tiene la capacidad de interpretar los datos del exterior, aprender con ellos y aplicarlos con el fin de lograr los objetivos planteados.

Además, al obtener con ella un nivel de razonamiento más elevado, los seres humanos tienen la oportunidad de posteriormente poder analizar un análisis más exhaustivo y determinar mejor los procedimientos a seguir.

Si apuestas por la Inteligencia Artificial, sabrás si los beneficios de esta se verán en el corto, medio o largo plazo.

La rapidez de los beneficios de la IA se deducirá de la relación entre el valor potencial y las fricciones presentes.

¿Cuáles son los principales problemas que provocan una lenta adopción de la IA?

 

Son varias las fricciones que podrían ralentizar la adopción de la IA. Sin embargo, no todas las fricciones ralentizan a todas las empresas por igual. Por ello, no hay que tomar a pie de la letra las fricciones que frenan al resto de las empresas. Sino más bien entender cuáles son las que paralizan a tu compañía.

Además, también hay que tener en cuenta que algunas soluciones de IA tienen más valor que otras. Y que dependiendo de la solución, objetivos y compañía las fricciones van a variar.

De forma más clara se puede explicar mediante un framework. Cuanto más baja sea la fricción y más elevado el valor, la adopción de la IA será elevada. Sin embargo, cuanto mayor número de fricciones exista, mayor será la ralentización en la adopción de la IA.

Las fricciones que más ralentizan la adopción de la IA son las fricciones de mercado, de datos y humanas.

Fricciones de mercado
  • Modelos de negocio tradicionales. Para ello, se ha cambiar el modelo de negocio establecido por las empresas con el fin de capturar mejor el valor.
  • Ineficacia en el uso de los algoritmos. Se ha de entender qué algoritmos son necesarios para la obtención de determinados datos y con ello perfeccionarlos. La dificultad puede provenir de la complejidad en la interpretación de ciertos algoritmos.
  • Entender los estándares de privacidad con el fin de obtener los datos relevantes para la compañía y evitar la información privada que podría ser recogida de manera ilegal.
Fricciones humanas
  • La elevada cantidad de requisitos humanos. Son numerosos los algoritmos que necesitan supervisión humana.
  • Etiquetado manual de algoritmos. En muchas ocasiones se necesita analizar manualmente y mostrar a los algoritmos cómo predecir ciertos datos.
  • Falta de competencias profesionales. Existe escasez profesional relacionada con trabajos específicos en la inteligencia artificial.

Inteligencia artificial

Fricciones en datos
  • Falta de creación de datos orgánicos. Para la obtención mejor de datos, es necesario como ya se ha mencionado anteriormente, adoptar un nuevo modelo de negocio.
  • Poca inversión en las infraestructuras de datos. Con los avances tecnológicos tan rápidos existentes, la inversión es muy elevada y constante. Para establecer una buena inteligencia artificial dentro de la empresa se ha de invertir en la nube, privacidad y herramientas para desarrollar una mejor IA.
  • Poca organización de los datos. Gran parte de los datos se encuentran en distintos documentos o en sistemas de software heredados. La estructuración de los datos en tablas detalladas es un aspecto importante a mejorar en la organización de estos.
  • Dependencia de la obtención de datos de terceros. Esto se debe a la poca capacidad de muchas empresas de almacenar sus datos, teniendo que comprar espacio a terceros.
  • Baja velocidad en la carga de datos. Debido a la constante retroalimentación para aprender y mejorar las acciones.
¿Cómo medir el valor de la IA?

 

Para medir el valor que podría tener la IA en tu compañía, primeramente se ha de entender las fricciones existentes. El valor de la IA se medirá por la reducción de costes, tiempo y riesgos que conlleve. Además de la creación de un nuevo valor para el consumidor.

Tras analizar las fricciones, se podrá ver si la adopción será mas rápida o no.

Por ello, se ha de tener clara la situación en la que se encuentra la compañía y los objetivos que se pretender cumplir con la IA.

Puede se que el valor de introducir la IA sea similar o menor que las fricciones posibles a ocasionar. Si esto ocurre, se deberá analizar otras variables a mejorar con la Inteligencia Artificial o esperar a que sea el momento oportuno, ya que podría no haber llegado todavía.

Sin embargo, si la solución de IA que se puede obtener tiene un alto valor y baja fricción, las ventajas de aplicarla y apostar por ella pueden ser enormes.