Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

Tecnología para llegar a destino antes y con menos costes

Cualquier estrategia de negocio en el sector del transporte y la logística tienen como objetivo cumplir con dos variables muy claras: tiempo y coste.

Llegar lo antes posible a destino reduciendo los gastos al máximo. 
Los avances en tecnología ya han llegado al sector automóvilistico.

Afortunadamente, la tecnología ha avanzado lo suficiente como para que la industria del motor pueda ser más eficiente y desarrolle nuevos modelos de negocio. De la misma manera que lo ha hecho ya posible antes en otros sectores. Como el financiero, el de la salud o el retail. Si bien es cierto que el mundo del transporte ha comenzado a desarrollar más tarde los denominados procesos de transformación digital. Nuestra experiencia nos indica que ciertas áreas del sector ya han entrado en la ruta de dicha transformación con tecnología muy avanzada

¿Qué dicen los datos?

 

Según Forbes Insight, casi dos tercios de los directivos de empresas de logística, cadena de suministro y transporte saben que la adopción de tecnologías disruptivas les permitirá obtener ganancias muy significativas. Tecnologías como Blockchain, Machine Learning o IoT, entre otras… destinadas, por un lado, a lograr eficiencias en los procesos de producción y prestación de servicios. Y por otro, a ofrecer una nueva experiencia de usuario más personalizada . Estos aspectos son fundamentales en el camino de la transformación del sector del transporte.

 

Tecnología para llegar a destino antes y con menos costes

 

En este contexto, la velocidad y el tiempo son los dos atributos diferenciadores en la industria. Y una ventaja competitiva para las empresas inmersas en la economía digital. Donde la toma de decisiones en tiempo real es una cuestión crítica para ganar unos segundos y reducir los costes.

¿Qué está pasando en el ámbito de la fabricación?

 

Un sector alejado del transporte pero muy similar en sus procesos. Se trata de una de las industrias pioneras en apostar por la Industria 4.0. Con la utilización de máquinas interconectadas y de robots para mejorar la productividad, reduciendo tiempos y costes.

Además, las compañías están aprovechando la tecnología para hacer una apuesta decidida por una producción más sostenible y ecológica. Cada vez es más frecuente ver ejemplos del uso de impresoras 3D y otras tecnologías de fabricación aditiva. Estas se utilizan para crear materiales más ligeros y resistentes en la industria aeronáutica, por ejemplo.

Hasta hace poco, la mayoría de las piezas así impresas se usaban para modelos de prueba, cabinas de simulación o para el interior de los aviones. Pero ya a finales de 2017 Airbus anunció el uso de una pieza de titanio impresa en 3D para unir los motores a las alas de su modelo A350XWB.

¿Cómo afecta la transformación digital en los procesos de fabricación?

 

Está permitiendo desacoplar grandes procesos de producción en masa para hacer producciones más pequeñas y personalizadas. El futuro se encuentra en conseguir la personalización casi total en el producto. Comenzando desde el momento de la fabricación.

Es un hecho que al igual que ocurre con producciones limitadas de ropa (Inditex) o móviles (Xiaomi). La industria del transporte podría encaminarse de la misma forma también hacia el florecimiento de empresas de nicho, proponiendo productos únicos casi bajo demanda. Como por ejemplo ha ocurrido con el modelo Carmen. El nuevo turismo 100% eléctrico que la renacida marca de coches Hispano Suiza presentó en el salón de Ginebra.

 

Tecnología para llegar a destino antes y con menos costes

 

La llegada de los coches eléctricos y, en general, de las nuevas propuestas de movilidad sostenible provoca que vayamos a sufrir un fuerte cambio.

Como ejemplo tenemos el servicio Pick&DriveSyntonize ha desarrollado la app móvil que permite al usuario reservar desde el móvil motos eléctricas, bicis eléctricas y coches híbridos y eléctricos en los parkings del centro de Madrid. Existe la necesidad de incluir muchísimos elementos de conectividad al mismo tiempo. Que se adaptan a un nuevo modelo de producción y postventa.

 La digitalización de los vehículos

 

Los vehículos de todo tipo confían para su desarrollo cada vez más en la tecnología. Y, sobre todo últimamente, en los dispositivos conectados. El más destacable es la conducción asistida o incluso automática. Pero también es cada vez más frecuente encontrar en vehículos de cualquier gama asistencias de aparcamiento. Asistentes virtuales integrados o dispositivos de comunicación entre vehículos para establecer patrones de comportamiento.

Por ejemplo, en caso de accidente o en atascos para mejorar el flujo de vehículos. Otro hecho destacable es la multitud de datos que recopilan y que se pueden analizar posteriormente. Para mejorar el software de conducción, informar sobre el estado de carreteras, el tráfico en tiempo real. O incluso para ajustar los costes en los seguros del vehículo… como están haciendo Tesla y otros fabricantes actualmente.

¿Cómo sacar partido a la información que recogen los vehículos?

 

Ya sea a través de la tecnología que traen de serie o por dispositivos IoT añadidos. Es esencial para que las empresas de transporte y logística transformen la información en datos y conocimiento que sirvan para reducir costes de almacenaje, optimizar rutas.

Por ejemplo, planificando envíos a determinadas zonas en función del combustible en su depósito y la proximidad a la estaciones de repostaje con mejores precios. O para proponer la hora de parada del transportista en la gasolinera con mejores precios.

Según Infoholic Research, el mercado mundial de inteligencia artificial aplicada al sector de la logística crecerá un 43% anual hasta 2023. Generando un volumen de negocio de 6.500 millones de dólares.
Digitalización en las entregas

 

La tecnología Blockchain aporta interesantes oportunidades que ayudan a verificar la trazabilidad desde origen de los productos. Por ejemplo, para garantizar que se cumplen las condiciones de envío de un producto. En especial los ligados a la cadena de frío. O para validar las identidades en un proceso de envío de productos entre particulares donde vendedor y comprador no se conocen y puede haber desconfianza.

 

Tecnología para llegar a destino antes y con menos costes

 

Si la tecnología está cambiando la forma de producir y entregar servicios, también los puntos de venta están adaptándose digitalmente. Ya hay concesionarios y puntos de venta que ofrecen experiencias de conducción en simuladores, expositores de realidad virtual o canales de venta online donde se puede conocer el vehículo desde casa con una experiencia de realidad virtual, como hace Trive.

Gracias al análisis de datos y la segmentación, los concesionarios pueden predecir el patrón de compra de los clientes. Esto hace más sencillo preparar ofertas personalizadas adaptadas a las preferencias de tiempo, lugar y capacidad de sus clientes.

La lista de potenciales usos y aplicaciones de la tecnología en la transformación digital de la industria del transporte y la movilidad es infinita. Pero resulta indispensable tomar el pulso digital para ayudar a cada empresa a marcar su propio camino y acompañarla en su ruta hacia la transformación digital.