Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

La Inteligencia Artificial en el comercio electrónico

La Inteligencia Artificial en el comercio electrónico es una de las innovaciones tecnológicas que más ha revolucionado el mundo de la tecnología. Se ha convertido en una herramienta imprescindible en muchos sectores. Uno de ellos es el  comercio electrónico. Esta tecnología mejora la experiencia de los usuarios y la relación que tienen las empresas con el entorno. Todo ello hace que aumenten las ventas y que las empresas crezcan.

Muchos expertos aseguran que “la IA ha pasado de ser un concepto asociado a la ciencia ficción a una realidad que procesa las compras online, sugiere qué serie ver, responde preguntas y recomienda bienes y servicios. Lo cual es posible gracias al machine learning, es decir, a la capacidad que tiene la Inteligencia Artificial de aprender, poco a poco, los gustos y preferencias de los usuarios”.

La Inteligencia Artificial ha sido clave en el comercio electrónico en los últimos años. En España se ha impulsado y ha logrado según el INE que 6 de cada 10 españoles ya compran por Internet y que el gasto medio de los ordenadores creció 9 puntos el pasado año, con respecto a 2019, hasta alcanzar los 273,8 euros.

Las ventajas de la Inteligencia Artificial en el comercio electrónico

La atención al cliente

La atención al cliente mejora con esta tecnología. Es un área donde esta Inteligencia Artificial ha ayudado a generar servicios predictivos. Adaptándose a las necesidades que reclama el cliente y adelantándose a las nuevas tendencias. Así las empresas pueden interactuar con los clientes y saber qué es lo que piensan y qué es lo que necesitan. Como ya hemos comentado en otros blogs, existen muchas herramientas, entre ellas los chatbots. Que ayudan a las empresas a comunicarse con los clientes y poder ofrecerles una atención más personalizada. Esta atención al cliente se ha vuelto imprescindible en las empresas y muchos productos del mercado como Siri, Alexa o Google Assistant.

la inteligencia artificial en el comercio electrónico

La fidelización de los usuarios

La Inteligencia Artificial mejora la fidelización de los usuarios. Analiza los patrones de consumo de todos los clientes a gran escala. Dentro del comercio electrónico se puede segmentar el público objetivo. De esta manera, se puede diseñar campañas de publicidad y marketing de manera personalizada, recogiendo así los gustos de los consumidores. Esto hace que la experiencia del usuario mejore y las empresas consigan fidelizar a los clientes.

La gestión del inventario y la logística 

Una de las ventajas que presenta la Inteligencia Artificial en el comercio electrónico se ve reflejada en la logística y la gestión de inventario. En estas dos áreas esta tecnología ayuda al rendimiento dentro de las empresas. La Inteligencia Artificial en el comercio electrónico detecta patrones de consumo. Con esto puede hacer predicciones de las ventas y tener información acerca de los clientes y sus hábitos de consumo. Con esta información las empresas pueden mejorar los inventarios.

El reconocimiento de imágenes

La Inteligencia Artificial en el comercio electrónico mejora el rendimiento de imágenes. Muchas compañías usan esta tecnología para reconocer imágenes y poder identificar un producto con unas ciertas características. De esta manera, los usuarios pueden comprar un artículo según las fotos y las características.

Automatización de procesos

La Inteligencia Artificial en el comercio electrónico permite automatizar procesos y optimizar el rendimiento dentro de las empresas. Se usa en campañas de email, donde se personalizan los cuerpos del correo para que el destinatario sienta una cercanía con respecto a la empresa. También se usa para la publicidad programada y para comprar espacios publicitarios en función de las audiencias.

Apostar por la Inteligencia Artificial en el comercio

Por otro lado, casi todas las áreas dentro del comercio electrónico se centran en tecnologías para poder desarrollarse de manera productiva. La Inteligencia Artificial permite que lo hagan de forma automatizada y eficiente. Todavía existen muchos retos que alcanzar y muchas oportunidades dentro de áreas específicas.

La Inteligencia Artificial se caracteriza principalmente por su capacidad de aprendizaje autónomo. Realiza y analiza tareas permitiendo así poder simplificar procesos para las empresas. Ahorrándoles tiempo y dinero. Esta tecnología  no pretende reemplazar el trabajo de las personas, sino mejorarlo de tal forma que se agilicen todos los procesos. Es importante apostar por tecnologías así para mejorar la productividad y reducir costes.

Suscripción a la newsletter de Syntonize