Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

La transformación digital depende de la diversidad

La transformación digital y la diversidad son necesarias dentro de las empresas.

Todas las empresas de distintos sectores han sufrido una transformación digital. Cualquier compañía se dedique a lo que se dedique, necesita de la tecnología y los datos. Cuanto antes asuman esta transformación y vivan el proceso, más rápido se adaptarán a lo que reclama el nuevo cliente. Crearán valor y llegarán a alcanzar el éxito profesional. La transformación digital ha llegado a todo el mundo prácticamente, es importante reinventarse y adaptarla a tu negocio. Muchas empresas ya han empezado a utilizar tecnologías digitales en diversos procesos como experiencias, oportunidades con clientes o procesos comerciales.

Para adaptarte a la transformación digital no solo necesitas de la tecnología. Es una parte fundamental pero no solo la única. La diversidad es otra de las claves en la transformación digital. Si una empresa quiere alcanzar éxito en su compañía necesita de esta diversidad. Por ejemplo, la inteligencia artificial es la mezcla de la inteligencia humana y la tecnología. Así que, las compañías tienen que priorizar la diversidad y adaptarla en sus empresas.

Las tres claves de la diversidad dentro de las empresas

Los empleados

Los empleados son personas y las personas mueven el mundo. Las personas son la parte más importante dentro de las empresas. Dentro de un equipo de trabajo se necesita diversidad. Las empresas con amplias políticas de diversidad, afirman que la diversidad comienza en el proceso de selección de un candidato. Aún, hoy en día muchas empresas manejan cánones antiguos de selección. Se basan en condiciones antiguas como priorizar a un hombre sobre una mujer, o preferir candidatos que viven en barrios de clase alta o se han graduado en determinadas universidades consideradas de nivel socioeconómico alto.

Aunque todo esto es muy importante, la diversidad no solo son estas características. Va mucho más allá, requiere tener diversos equipos que analicen los datos y la información que tienen para que sus condiciones individuales no les impidan trabajar. Las limitaciones de cada uno no tienen que ser un impedimento dentro de las empresas, por eso es tan importante la diversidad dentro de la transformación digital.

Cuando un equipo trabaja colectivamente tiene la oportunidad de impulsar a la empresa. Otra de las claves es el aprendizaje automático. Esto impulsa el futuro de las compañías y comienza con la diversidad de equipos de personas que tienen diferentes perspectivas y que aportan algo diferente al resto.

Los datos

Como ya hemos comentado, las personas son imprescindibles para las empresas. Pero por otro lado, están los datos, que son parte esencial de la actividad de las compañías. La información es clave para poder avanzar y saber que dar a tu cliente. Todos estos datos también han sufrido una transformación digital en los últimos años. Desde una conversación grabada con un cliente hasta las reseñas que deja un consumidor en Google. 

Hoy, todo lo que se puede digitalizar se convierte en datos. Necesitamos ampliar la forma en que pensamos en los datos y asegurarnos de que constantemente introducimos todos los datos en el trabajo de IA. Existen empresas de data driven. Son empresas en las cuales todas las decisiones están basadas en el dato, en la información que provee. Ninguna decisión se basa en la intuición o la experiencia de los managers. Es una empresa que tiene como único condicionante la información que provee cada uno de sus procesos para encontrar, mejorar y llevar a cabo procesos de negocio óptimos, con cada vez mejor calidad optimizando costes.

la transformación digital

Técnicas y herramientas

Además de necesitar a las personas y los datos, las empresas necesitan herramientas y técnicas específicas para llevar a cabo sus estrategias. Estas compañías deben asegurar la diversidad dentro de estas herramientas. Por ejemplo, dentro de las técnicas de clasificación están las técnicas de género binario y comúnmente que asignan automáticamente a las personas en mujeres y hombres. Esto supone clasificar a una persona por su género y todas las demás formas de identidad no cobran sentido para estas clasificaciones. Esto supone un problema y las empresas deben de actuar.

Las empresas tienen que comprometerse con la diversidad y utilizar herramientas de código abierto. Estas herramientas son más diversas ya que están disponibles para todo el mundo y diferentes personas trabajan constantemente para mejorarlas. Todo ello enriquece la experiencia y elimina prejuicios. 

Suscripción a la newsletter de Syntonize