Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

Coaching para la gestión del cambio

Estamos asistiendo a un cambio de paradigma mundial debido a la situación sanitaria (covid19) y lo que ello conlleva a nivel económico. Los dos pilares de la vida personal y laboral de todos, salud y economía, se tambalean.

 

Como ya explicamos en uno de nuestros post de la mano de nuestro CEO (Juan Quintanilla) Si hay un sentimiento que todos tenemos en común durante estos días es la incertidumbre.

 

Esa incertidumbre responde a una necesidad básica: la seguridad. La que teníamos antes de que todo esto sucediera y el coronavirus nos empujara de la noche a la mañana a todos fuera de nuestra área de confort.

 

¿Cómo gestionamos esto? con las herramientas que nos proporciona el coaching.

 

El coaching es un proceso de acompañamiento y ayuda en el que interactúan el coach (profesional que dirige el proceso) y el coachee (el cliente, la persona o equipo que acude a buscar esa ayuda).

El coaching no es una terapia para superar una enfermedad de tipo psicológico o psiquiátrico como algunas personas piensan.

Tampoco es “una charla motivacional” como he llegado a leer o escuchar.

 

El coaching se desarrolla a través de procesos personalizados y confidenciales donde los clientes desbloquean su potencial (fortalezas, capacidades, habilidades…) para maximizar su desempeño, alcanzar la madurez personal y profesional y mejorar sus resultados y satisfacción.

 

Nos centramos en el momento actual de la persona, profesional y/o equipos. Qué está viviendo, cómo lo está viviendo y a dónde le gustaría llegar. 

Le damos las herramientas necesarias para que con sus recursos y nuestro acompañamiento, llegue a esa meta o estado deseado, superando el bloqueo emocional que un cambio tan drástico como la pérdida de la salud, del trabajo, …, nos genera a todos.

 

coaching

¿A quienes puede interesar un proceso de coaching?:

 

  • Al que tenga una meta o un objetivo sin concretar.
  • Al que esté abierto a la transformación y el crecimiento personal y profesional.
  • Al que esté buscando una oportunidad para afrontar su futuro.
  • Al que esté frenado en algún área de su vida.
  • Al que esté dispuesto a apostar por sí mismo, al que quiera más y mejor.
  • A todas aquellas personas que ante una situación sientas “no puedo, no soy capaz, no valgo paro, nunca volveré…”

 

 

Son algunos aún los escépticos o reticentes al tema del coaching por considerarlo algo innecesario, porque piensan que no necesitan a nadie para superar estos puntos y que si bien se dicen “no puedo…” creen que nadie puede ayudarles (por sus creencias limitantes respecto a pedir ayuda para la gestión emocional). 

 

Cierto, la respuesta la tiene cada uno, la sabe cada uno. La cuestión es cuando esa respuesta que nos damos no nos satisface, si no todo lo contrario, nos hace sentir miedo, frustración, tristeza, desmotivación, impotencia, ansiedad… Es más, si te las sigues formulando es que todavía no has encontrado la respuesta correcta ni los recursos para ponerte en marcha.

 

¿Qué serías capaz de hacer si supieras que no vas a fracasar?

 

Ahí es donde entra la labor del coach. La respuesta la tienes tú. Pero si teniendo la respuesta, no te pones en marcha para ejecutarla, y ejecutarla con éxito…pregúntate:

 

  • ¿Cómo te está afectando esta situación (no hacer nada más allá de rumiar pensamientos)?
  • ¿Qué podría pasarte si dejas todo como está y no tomas ninguna acción?
  • ¿Qué pasaría si decides actuar?¿por qué no lo has hecho ya?
  • ¿Qué podrías hacer si no hubiese nada que te lo impida?

En esas respuestas verás si tienes la solución a todo por ti mismo, y si la tienes enhorabuena, y te animo a que te pongas a ello, lo conseguirás.

 

Si no la tienes y tomas consciencia de ello, enhorabuena igualmente, ya estás más cerca que antes de leer este post.

 

Suscripción a la newsletter de Syntonize