Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

Cómo organizamos los proyectos de desarrollo

En Syntonize creemos que compartiendo conocimientos entre los distintos departamentos crecemos como profesionales.

Porque aprendemos procesos y técnicas que no son propios de la labor que desempeñamos en el día a día.
¿Cómo organizamos la creación de un producto tecnológico internamente? Os contamos la gestión de Syntonize, incluyendo el personal implicado y funciones a desarrollar.

Es fundamental que las fases de los proyectos de desarrollo sean conocidas tanto por el equipo de Syntonize que va a crear el producto, como por el cliente. Para que ambas partes conozcan el momento en el que se encuentra el proyecto y los pasos a seguir hasta su entrega.

La creación de un producto tecnológico se divide en:

1. Inicio: Es el momento de definir el alcance de los proyectos de desarrollo. Determinar si es viable y seleccionar al equipo. Esta fase afectará a todo el desarrollo de productos tecnológicos. Lo importante es conseguir una buena comunicación entre los miembros del equipo que se encargan del proceso tecnológico y el cliente.

2. Planificación: Se analiza a nivel técnico la necesidad del producto digital. De este modo se definirán todas las partes de los proyectos de desarrollo. Cómo deberá ser el comportamiento de las funcionalidades y la experiencia del usuario.

3. Ejecución: Se trata de la fase de desarrollo del producto.

La dividimos en:

  • Diseño, que engloba aspecto gráfico de la aplicación y forma de interactuar con los futuros usuarios.
  • Maquetación, consiste en el traslado del diseño a un entorno dinámico e interactivo, conseguir que los elementos diseñados funcionen correctamente y tengan un buen comportamiento independientemente del dispositivo en el que se visualice.
  • Programación, es la responsable de que la aplicación funcione correctamente a todos niveles.

4. Seguimiento: comprende la revisión y monitorización del progreso del proyecto. Es el momento de pasar por los procesos de QA, de pruebas y test, para evitar dar al cliente un producto defectuoso.

5. Cierre: comprende la complementación formal del proyecto, entrega de la documentación y, si es preciso, formar al cliente para el uso correcto del producto.

Una vez concluidas las cinco fases, podemos concluir que el proyecto se ha desarrollado según lo previsto.

En Syntonize establecemos un servicio de mantenimiento posterior para resolver dudas y asesorar sobre el mejor funcionamiento del producto a través de las nuevas tecnologías y así realizar ampliaciones y renovaciones del proyecto original.