Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

El fin de Internet Explorer

Llevamos años escuchando que el mítico navegador Internet Explorer de Microsoft, va a desaparecer. Pero no es cierto, no va a desaparecer del todo. Hoy día 15 de junio, Microsoft ha anunciado que no dará más soporte al navegador tras 27 años de servicio, lo que significa un paso más hacia el fin definitivo. El software seguirá existiendo por sí mismo durante poco tiempo, pero ya definitivamente sin ningún tipo de mejoras ni actualizaciones. Supondrá un peligro de cara a futuras vulnerabilidades, puesto que no podrá recibir parches para arreglarlas.

El futuro de Internet Explorer en Windows está en Microsoft Edge. Es capaz de ofrecer una experiencia más rápida, segura y moderna, y que además destaca su compatibilidad con aplicaciones y funciones más antiguas.

El abandono de Microsoft con Internet Explorer se realizará en dos fases.

  1. En primer lugar, una fase de redirección progresiva al navegador Edge durante varios meses posteriores al día de hoy, para que las empresas se adapten poco a poco.
  2. Por último, Internet Explorer se desactivará permanentemente mediante una actualización de Windows.

¿Podré seguir utilizando entonces Explorer?

La respuesta es , a pesar de que desaparezca del todo en la futura segunda fase dentro de pocos meses. Podemos seguir usando sus funciones, sitios web y aplicaciones basadas en Internet Explorer desde Microsoft Edge. Más concretamente mediante el Modo IE, que este navegador integra. Para que esto funcione, si tienes Windows 10, no debes desinstalar Explorer, porque sino el Modo IE dejará de funcionar. Pero si tienes Windows 11, no tienes que hacer nada, ya que Internet Explorer no viene instalado, y puedes usar el Modo IE sin problemas desde Edge.

Este modo salvavidas para aquellas personas u organizaciones que requieran del navegador, dejará de existir en 2029.

Internet Explorer deja atrás su época de gloria. Esos años en los que resultaba ser el navegador por excelencia. El 95% de los usuarios lo usaban para navegar por la red en el año 2003. Hasta que en 2016 todo empezaba a cambiar con la llegada de Microsoft Edge, siendo este el principio del fin.

El gran problema en España

Resulta de un grave problema para las administraciones públicas españolas que requieren de Internet Explorer. Es un ejemplo el Congreso de los Diputados, el cual requiere de este navegador para realizar las funciones del portafirmas, que solo funciona en dicho software. Otro caso es la obtención de certificados de la Seguridad Social o del Registro Mercantil que solo pueden conseguirse mediante Explorer.

Podrán seguir sobreviviendo mediante el Modo IE de Microsoft Edge hasta que todo llegue al fin definitivo en torno al año 2029. Esperemos que por aquel entonces nada dependa de Explorer en las administraciones electrónicas españolas.

 

Suscripción a la newsletter de Syntonize