Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

¡El banner no ha muerto!

La publicidad es cada vez más intrusiva y si nos vamos a Internet, mejor ni hablar, ¿Verdad?

Banner animado, rascacielos que nos acompañan por toda la web, pop-ups que aparecen el móvil que necesitan de la habilidad de un cirujano para cerrarlos… Son elementos que generan más animadversión que simpatía y empobrecen el resultado de una página.

Al final el banner es uno de los métodos más comunes para rentabilizar un producto en Internet. Pero, los bloqueadores de anuncios han venido a ponerle fin. Muchos usuarios han apostado por instalarse cualquier plugin que les permita saltarse cualquier tipo de publicidad en la web. Pero estamos seguros de que muchos de ellos no lo harían si no fuese tan molesta.

Los datos que arrojan los estudios acerca de los clics que tienen los banner son realmente pequeños. El CTR (Click Through Rate o la tasa de conversión) está en torno al 0,1 y el 1%. Bajísimo.

Netflix

Estaremos de acuerdo en que es uno de los mejores ejemplos de publicidad en Internet que se ha visto en los últimos tiempos. No es un flash molesto que cambia de texto constantemente. No tiene colores llamativos, no te persigue por la web y sin duda, llama la atención. Simplemente es un botón que nos dirige a la plataforma de VOD. Sencillo, elegante y que acierta de lleno con el target al que va dirigido. Usuarios a la última en tecnología y que, sin duda, son un público objetivo fantástico para engancharse a Black Mirror.

¿Cómo lo han conseguido?

Fácil. Aliándose con AdBlock. Han dado la vuelta a la tortilla. Han conseguido que una publicidad se salte al bloqueador que está volviendo locas a multitud de compañías que quieren un trozo del pastel.

¿Es un buen ejemplo de lo que deberían hacer muchas empresas en un futuro? Nosotros lo tenemos claro. Netflix ha dado en el clavo. Público segmentado con tan solo la unión con AdBlock, nada intrusiva y que, sin lugar a dudas, invita al clic.

 

Suscripción a la newsletter de Syntonize