Scroll to top
© 2019, SYNTONIZE Digital Pulse

Design thinking: más que pensar una idea

Mediante el design thinking se consigue materializar y aterrizar las ideas más etéreas para convertirlas en una realidad.

 

Muchos creen que el design thinking es solo una herramienta para definir la línea estética de un proyecto. Nada más lejos de la realidad. Es un proceso que tiene en cuenta cientos de factores para poder tomar decisiones y llegar a conclusiones de la manera más acertada posible. Por lo tanto, el design thinking es un proceso que se debe incluir en todos los proyectos. Sobre todo si se busca la excelencia.

La mayoría de los proyectos nacen con una gran ilusión. Cada día, cientos de buenas ideas se inician esperando poder transformar el mundo. Pero la mayoría de ellas no pasan de la primera fase. Esto se puede deber a muchas razones. A veces, al desarrollar la idea se desvanece, otras veces no se encuentra la financiación necesaria porque es complicado visualizar la idea, y en muchas ocasiones, simplemente no se encuentran las vías para poder aterrizar un poco más las ideas. Por ello hoy queremos explicarte las ventajas del design thinking y por qué debes tenerlo en cuenta para tus proyectos.

 

¿Qué es el design thinking?

Este modelo de razonamiento y pensamiento está basado en cómo pensaría un diseñador. De ahí su nombre. Sin embargo puede ser aplicado a cualquier tipo de problema o de proceso de pensamiento.

Design Thinking es una manera de ofrecer una solución. Descomponemos un problema o el proyecto, lo dividimos en partes más pequeñas, las analizamos, pensamos mucho, sin límites, todo lo que podamos y todo lo que se nos ocurra, de manera empática y junto a otros miembros del equipo, entonces estaremos mucho más cerca de encontrar la solución que buscamos.

Por tanto durante el design thinking se consiguen aterrizar las ideas, al poder observar de manera detallada los diferentes aspectos más pequeños que la abarcan. Además, como no existe límite de pensamiento, cada pequeño fragmento se trata desde una perspectiva global.

 

Design Thinking

¿Cómo es el proceso?

El proceso de Design Thinking se compone de cinco etapas. No es lineal. En cualquier momento se puede ir hacia atrás o hacia delante. Puedes moverte entre la estacas de manera no consecutivas. El inicio es recolectar información. Mucha, toda la que puedas. A lo largo del proceso se irá afinando y disminuyendo esa cantidad de información.

 

¿En qué consiste el proceso?

 

Estas son las diferentes etapas:

EMPATIZA: El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de los usuarios implicados en lo que se está desarrollando, y también de su entorno. Debemos ser capaces de ponernos en la piel de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades.

DEFINE: Durante la etapa de Definición, se realiza una cribar la información recopilada durante la fase de Empatía. Entonces seleccionamos aquella información que realmente aporta valor. Seleccionamos aquellas ideas que proporcionan perspectivas interesantes.

IDEA: La etapa de Ideación tiene como objetivo la generación de un sinfín de opciones. Nunca se debe seleccionar la primera idea. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento expansivo. Se deben eliminar los juicios de valor. A veces, las ideas más estrambóticas son las que generan proyectos visionarios.

PROTOTIPA: En la etapa de Prototipado se vuelven las ideas realidad. Construir prototipos hace las ideas palpables y ayuda a visualizar, poniendo de manifiesto elementos que se deben mejorar o refinar antes de llegar al resultado final.

TESTEA: Durante la fase de Testeo, se ponen en prueba  los prototipos con los usuarios implicados en la solución que se esté desarrollando. Esta fase es crucial, y ayudará a identificar mejoras significativas, fallos a resolver, posibles carencias. Durante esta fase se evoluciona la idea hasta convertirla en aquello que se esperaba, o en una versión incluso mejor.

 

Mediante este modelo de razonamiento y pensamiento puedes lograr que todos tus proyectos se materialicen en una dimensión diferente. Implementando el Design thinking puedes lograr hacer realizar y aterrizar todas la ideas. En Syntonize utilizamos este sistema para todos y cada uno de los proyectos que desarrollamos. De manera colaborativa con el cliente, buscamos el desarrollo de las ideas para poder encontrar lo que mejor se ajusta a cada proyecto.

 

Suscripción a la newsletter de Syntonize